sábado, 17 de noviembre de 2007

remembering


Leyendo un post de agosto recordé un sueño que tuve una vez.
A veces lo recuerdo, porque la mayor parte del tiempo prefiero no recordarlo. Pero a veces vuelve a mi como un ladrillo atado a un boomerang (eso, asumiendo que el ladrillo no quita la aerodinámica al boomerang).
El sueño me pareció casi infinito, porque en esa especie de tiempo onirico retorcido pasaron horas, y para mi fueron como si hubieran pasado de verdad.
El sueño...
bueno...
una chica desnuda, y yo...
me la comía.
No en sentido figurado.
Poco a poco, piel, musculos, visceras... no toque ni sus brazos, ni sus piernas ni su cabeza. Ella estaba viva durante todo el proceso, me miraba, sonreía y a veces gemía de placer, mientras yo sacaba alguna parte de ella y me la comía lentamente. Iba sacando partes de ella como ese video de Robbie Wiliams tan espeso en el que cuando se queda sin ropa se empieza a quitar piel y musculos, pues algo asi, porque no había sangre ni visceras, solo carne.
Al final, solo quedaba la carcasa vacía de la chica, y le daba un beso muy largo y suave.

Lo que me perturba es que siempre que tengo un sueño tan vivido con una mujer siempre es la misma mujer.
Morena, con el pelo cortado como Uma Thurman en Pulp fiction, con un cuerpo precioso y unos labios muy bonitos. Nunca puedo recordar mas detalles de ella.

Quiza sea la diosa?

4 comentarios:

rincewind dijo...

y tu psiquiatra que opina de esto?
apate.. ¿alguna vez has bailado con el diablo a la luz de la luna?
aparte..¿te a mordido un perro grande ultimamente?
FNORD

Criminal Macabre dijo...

cierta pagina de la que no puedo hablar pudre el cerebro.
iterar
xD

rincewind dijo...

pagina no de puedo la pudre hablar el cierta que.
ratier

Princesa Caraboo dijo...

Qué bonito... ^^